Virus sincicial respiratorio: el mismo de todos los años

Virus de todas partes del mundo, pero en Chile ataca todos los otoños e inviernos.

vsr1

En climas templados como el nuestro, la infección por VRS se presenta como una enfermedad estacional, que aparece en brotes epidémicos cada invierno y que pueden durar hasta cinco meses. Prácticamente no circula en otras épocas del año.

Cuando ocurre un brote epidémico de VRS en una comunidad, se observa un aumento en los casos de síndrome bronquial obstructivo (SBO) y neumonía en niños y aumenta el número de hospitalizaciones de lactantes con infección respiratoria baja.

60% de los 230.000 niños nacidos se contagian el primer año de edad y un 100% a la edad de los dos años

vsr4

En estudios longitudinales se ha demostrado que cerca de la mitad de los niños ha tenido una infección por VRS durante su primer año de vida, y casi el 100% ha sufrido la infección al cumplir 2 años.

Entre uno y 2.0% se hospitaliza y 0.1% de ellos  puede llegar a fallecer

La sintomatología puede comprometer diversas partes del aparato respiratorio (nariz, faringe, laringe, tráquea, bronquios, pulmón); un tercio de los infectados desarrolla neumonía, bronquiolitis o crisis obstructivas. Alrededor del 2,5% de los infectados debe hospitalizarse y 0.1% fallece.

 Población de alto riesgo

rabieta7a

La severidad de los síntomas tiende a ser mayor a edades menores  y la mortalidad aumenta en pacientes de riesgo, especialmente en los lactantes con cardiopatías congénitas, displasia broncopulmonar por prematuridad, enfermedad neuromuscular o deficiencias del sistema inmunológico (cáncer, trasplante, SIDA).

Tiempo de enfermedad después del contagio

El período de incubación es de aproximadamente 5 días (rango 2 a 8 días). Cuando una persona está infectada, sus secreciones respiratorias contienen cantidades altas de virus durante 3 a 8 días. Sin embargo este período se extiende significativamente (hasta 3 a 4 semanas) en lactantes y pacientes inmunodeprimidos.

Es importante reconocer cuando se está en presencia de una enfermedad más grave manifestada por signos de dificultad respiratoria. Se debe poner atención en la presencia de polipnea (respiración rápida), retracción costal (que se hunda bajo las costillas o sobre el esternón al respirar), aleteo nasal, cianosis (color azul de piel al rededor de la boca). Además: irritabilidad, rechazo de alimentación, fiebre persistente o que se reinicia después del comienzo del cuadro son signos de probable sobreinfección bacteriana o de complicaciones. Se debe buscar atención médica especialmente en los lactantes menores de tres meses frente a la presencia de fiebre, tos y cualquiera de las manifestaciones antes descritas.

Puerta de entrada del virus

vsr456

La puerta de entrada del virus a un individuo puede ser la nariz, la boca o los ojos. El virus se contagia a través de secreciones respiratorias que son expelidas en gotas de diversos tamaños al hablar, llorar, estornudar o toser. Las manos u objetos que han estado en contacto con secreciones respiratorias de un paciente infectado también sirven de vehículo de transmisión. El virus sobrevive en el ambiente y en objetos por horas.

Dado que numerosos niños infectados se hospitalizan, la infección nosocomial (intrahospitalaria) es frecuente en los servicios pediátricos.

vsr7

No se ha determinado con claridad por qué la infección evoluciona en epidemias anuales con una clara predilección por los meses fríos. Existen evidencias de que el virus está presente en la comunidad durante todo el año con baja incidencia; la mayor aglomeración de personas en lugares cerrados, su permanencia por mayor tiempo en espacios interiores, y la falta de ventilación (por el frío) de estos lugares, pueden proveer condiciones ambientales que facilitan la transmisión de persona a persona

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter