El bullying: Mitos y malentendidos

Mitos y malentendidos

buli1

• El bullying es cualquier tipo de agresión en la escuela.

No, el bullying es sólo un tipo de agresión dentro de muchas otras que también existen en la escuela.

• El bullying es un problema exclusivo de los estudiantes.

No, existen situaciones al interior de la escuela donde hay asimetría de poder y hostigamiento sostenido, donde no están exclusivamente involucrados estudiantes, como es el caso del hostigamiento sostenido de profesores a estudiantes, por ejemplo.

• No existe bullying  en los colegios.

buli2

Se suele creer que algunas de las expresiones de bullying son sólo juegos o chistes entre estudiantes. Sin embargo, la intimidación no es un fenómeno nuevo y existe en todas las escuelas. Muchos de los que ya somos mayores recordamos cuánto molestaban, hostigaban e intimidaban permanentemente  a  algún compañero o compañera por su físico, por tener rasgos afeminados, por su retraimiento, por mostrar dificultades en sus habilidades sociales, por raramente lograr defenderse a sí mismo, etc.

• Las características físicas son las que explican el bullying.

 

No, un  o una estudiante no se transforma necesariamente en víctima por poseer ciertas características físicas, como el sobrepeso, usar anteojos, vestirse diferente, hablar dialectos. El bullying es producto de un tipo de relaciones, donde a un sujeto se le marca la ausencia de una característica o condición esperada o la presencia de otra que no es socialmente valorada. Una vez que una víctima ha sido elegida, cualquier característica puede ser utilizada para hacer operar el bullying.

• El  bullying forma parte del crecimiento.

Se cree que te enseña a enfrentar mejor la vida, que favorece  la construcción del carácter y la personalidad. Te ayuda a ser más fuerte y tienes que aceptarlo. Muy por el contrario, el bullying puede derivar en trastornos de personalidad muy severos.

• Algunos padres  suelen recomendarle a sus hijos o hijas:

buli4

“pégale un combo, así nunca más te va a molestar”; “ignora el hecho y te van a dejar tranquilo (a)”; “no acuses a los intimidadores, porque te van a molestar más”. Estas sugerencias lo único que hacen es reforzar y mantener el bullying en las escuelas.

• Algunos estudiantes suelen decir:

Yo nunca intervengo en los problemas de mis compañeros o compañeras; ellos/as tienen que aprender a solucionar sus problemas solos/as; si me meto me van a intimidar también a mí.  No intervenir es un rasgo muy poco ciudadano, irresponsable y poco solidario.

• Hay quienes atribuyen el bullying a causas que no están científicamente probadas

: “sólo los niños/as que asisten a escuelas/clases numerosas sufren de intimidación”, “el bullying es propio de colegios pobres”; “la competencia por las notas es una de los causantes de la intimidación”; “algo debe estar haciendo para que lo/la  molesten”. “Quizás se lo merece”. Todas son creencias que la investigación ha desechado oportunamente.

Fuente Educar Chile

Fotos Archivo y google

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter