Consejos para el control de esfinteres

Consejos para un control de esfínter (para niños/as y padres)

esfinte2

Nos centraremos en el control de esfínter vesical diurno, que es el primero que se logra. El control anal tiene algunas diferencias, pero por lo general, se adquiere luego del primero.  el control nocturno se logra mucho más tarde, habiendo niños/as que a los 7 años aún usan pañal de noche. (con mayor razón si hay madre o padre que lo han sufrido)

Recuerde que no se enseña sino se dan consejos al niños y condiciones: cada niño es diferente y debe respetar su grado de madurez.

esfin1

Es bueno pensar el proceso de control de esfínter como un trabajo en el cual padres y niños/as tienen distintas tareas.

Es tarea de los padres crear el ambiente de contención y apoyo necesario para este aprendizaje. Esto implica:

–         Reconocer las señales de que su hijo o hija está listo para iniciar el proceso.

esfin7

–         Recordar siempre que su hijo o hija es quien controla su cuerpo.

–         Dejar que el niño o niña decida si usa el baño o los pañales.

–         Enseñarle palabras para nombrar adecuadamente las partes del cuerpo, y los procesos de evacuación.esfin5

–         Ofrecer implementos que le ayuden a usar el baño (pelela o bacinica, pisito, silla especial,  etc).

–         Enfrentar los accidentes sin enojarse, sin burlas ni palabras desagradables.

–         Evitar castigos así como muchas felicitaciones respecto al control.

Y es cooperación del niño o niña:

esfz6

–         Decidir si usa el baño o un pañal.

–         Reconocer sus señales corporales cuando necesite ir al baño.

–         Usar el baño a su propio ritmo.

Lo más importante es enfrentar el proceso de manera relajada y positiva, sin poner muchas expectativas ni presiones (ni en el niño/a y ni en uno mismo), pero con la confianza de que es una destreza que en algún momento se adquirirá.

esfz5

Señales que indican que el niño o niña está en el proceso de control de esfínter son:

–         Manifiesta incomodidad con el pañal mojado.

–         Pide que le cambien el pañal sucio.

–         Puede pasar al menos dos horas con el pañal seco.

–         Tiene lenguaje para comunicar la necesidad de orinar.

–         Tiene las habilidades motoras para bajarse pantalones y sentarse en la pelela

Fuente: Crece contigo, Crianza natural Tratado de pediatría.

Fotos google y archivo

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter