Bebé nutrición: su primer almuerzo

¿Cuándo debe comenzar a tomar el puré de verduras con carne?

 

Esta papilla, llamada coloquialmente papilla salada, es un nuevo sabor que va a poner otra vez a prueba la paciencia de la madre. Es un puré de papas y verduras, cocidas y después finamente triturada, al que se añade un poco de carne magra, también cocida y triturada.

Es un sabor diferente, por lo que el bebé también lo nota extraño las primeras veces que se ofrece, y que también requiere un proceso de acostumbramiento hasta que lo acepte.

Remplaza la leche del mediodía

Debe comenzarse a dar al cumplir el bebé los 6 mese de preferencia  al mediodía, sustituyendo a la toma de leche de esta hora.

Si el lactante rechaza inicialmente esta nueva toma, hay que seguir la misma táctica que con las frutas, segur ofreciéndole diariamente en pequeñas cantidades para que el contacto diario con el nuevo sabor acabe acostumbrándolo y lo acepte. Mientras tanto, se debe complementar la toma con leche.

Es necesaria.

 

También es una papilla totalmente necesaria, porque sus componentes nutritivos no pueden sustituirse por los de otra papilla diferente. En definitiva no puede renunciarse a ella, aunque el bebé tarde en acostumbrarse. Los preparados comerciales, de carne con verduras, también pueden ser útiles en esta fase de acostumbramiento, al igual que pasada con las frutas.

La papilla o puré de verduras con carne debe comenzar a darse a los 6 meses de edad.

 

Como ocurre con la papilla de frutas, muchos bebés rechazan inicialmente el nuevo sabor.

Hay que seguir ofreciéndosela diariamente, con paciencia y buen humor, hasta que se acostumbre y la acepte.

¿Cómo se prepara?

Las dos terceras partes del volumen de la papilla de verduras con carne deben ser papas y verduras cocidas. La base de la papilla es la papas y la zanahoria, pero también puede ponerse, alternando, un poco de porotos  verdes, zapallos,  incluso tomate .. La base de papas  o zanahorias cocidas le da un saber uniforme y al mismo tiempo una gran digestibilidad. El resto de verduras ayudan a variar un poco, tanto la consistencia como el sabor. Todas las verduras deben lavarse con agua abundante antes de ponerlas a cocer.

 

Cuál verdura no se recomienda.

 

Hay verduras que no se deben dar, porque sin indigestas para el bebé y también para muchos niños más mayores. Son sobre todo la coliflor, los pimentones, nabos, espinacas y espárragos. Se puede prescindir de estar verduras durante toda la infancia.

La carne debe ser magra, de pollo o de pavo  sin grasa, ni piel, ni hueso, que deben retirarse antes de cocinarla. La carne de vacuno puede darse unos meses después cuando el bebé sea algo más mayor. También es muy buena, pero quizás un poco más pesada de digerir. No hay inconveniente en que se continúe con pollo durante todo el primer año de vida, pero si el bebe muestra signos de cansarse siempre del mismo sabor, es mejor variar. Hay carnes que no conviene darlas durante el primer año de vida, bien por ser excesivamente grasas o por difíciles de digerir. Son las de cerdo, cordero, , etc.

Es suficiente con una pequeña cantidad de carne, inicialmente tan solo 30g diarios, pero siempre que se de con regularidad todos los días. Es decir que la mayor parte de la papilla es la papa  y la verdura, aunque esta pequeña cantidad de carne le da la característica y los nutrientes más importantes.

Todo debe estar bien cocido, mezclado y finamente triturado para que no queden grumos que molestan al bebe. Debe tener consistencia semilíquida no excesivamente espesa, para que se tome mejor. La cantidad debe ser similar a la de las otras papillas, aproximadamente 130 a 200 ml.

Al final de la preparación se debe agregar aceite ojalá especial para niños que lleve omega tres de cadena larga, producto comercial

La mayor parte de la papilla de verduras con carne (las dos terceras partes del volumen) debe ser patata y carlota, junto con otras verduras.

La carne debe ser magra, preferiblemente de pollo pero también de ternera inicialmente sólo 30 g diarios.

Es bueno a veces partir con un colado comercial y usarlo como referente en cantidad, calidad, sabor y consistencia, de tal forma que  nos permite despues intentar imitarlo con productos caseros

 

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter