Apetito ,no confundir con hambre

 habitosg Apetito

  1. Es una sensación que gatilla el cerebro cuando la persona se enfrenta a ciertos estímulos como olores, determinadas presentaciones de alimentos o componentes altamente adictivos como el azúcar. Se vincula con el placer que provocan los alimentos.
  2. El apetito se evita alejándose de estímulos y situaciones que puedan ser demasiado tentadores, por ejemplo, tener chocolates en la casa si la persona no puede medir su consumo. Otro mecanismo para no sucumbir ante lo que los ojos ven es comer a las horas correspondientes, lo que disminuye las probabilidades de que la persona se tiente.
  3. El apetito se vincula con alimentos específicos ligados a los gustos de cada persona. Hay quienes sienten mayor placer por cosas dulces o preparaciones saladas, pero siempre va de la mano con algo puntual que gatilló la sensación. En el listado de ‘disparadores del apetito’ lideran los pasteles, chocolates y combinaciones saladas con alto contenido graso como sándwiches y papas fritas.
  4. La expresión de que algo ‘abrió’ el apetito es correcta, ya que un alimento específico lo gatilla. Componentes como el azúcar y la sal incitan a que el cuerpo pida más alimentos que lo contengan. El apetito no tiene horarios ni un mecanismo claro de identificación.

poll3

  1. De acuerdo con los especialistas, saltarse comidas antes de ir a un evento o reunión donde habrá tentaciones calóricas es lo menos recomendable para evitar comer de más. Nunca se debe llegar con hambre a ‘situaciones de riesgo’, porque cuando el hambre y el apetito se encuentran el consumo de alimentos se dispara.
  2. El apetito no incita el hambre, ya que el hambre es un síntoma que envía nuestro organismo, no nuestra mente.

11098321_1160053970686947_182798213_n - copia

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter