Angustia de separación

Angustia de separación 

Este fenómeno, estudiado por psicólogos clínicos como Spitz y Bowly, indica que el niño ha reservado el rostro de la madre o de quien este a su cuidado como único, diferente de los demás. Si esto sucede asi, debes estar contenta, ya que es un indicio de que se ha desarrollado una relación significativa contigo, y no debe preocuparte si escuchas comentarios como «que mamon esta», como si fuera a ser un estado permanente, porque veras como el niño entre los dos y tres años adquiere su independencia. A medida que el niño se hace mayor manifiesta apego a otras figuras significativas de su entorno.

Si ves que cuando te marchas de la habitación, te sigue, incluso cuando vas al cuarto de baño, no te inquietes. Tu bebe todavía no sabe que aunque no te vea, tu puedes seguir estando allí y necesita cerciorarse de ello. Por eso es muy importante despedirte cada vez que te vayas. Si te vas a escondidas, no creas que no se dará cuenta, en algún momento tu ausencia se hará notar y solo lograras incrementar su angustia no permitiéndole que discrimine tu ausencia de tu presencia.

Por el contrario, si aprende que cada vez que te marchas le saludas antes, tendrá la tranquilidad de que le avisaras antes de irte. Lo mas normal será que al principio se quede llorando; no obstante, debes despedirte de forma habitual, sin exageraciones ni grandes abrazos. La persona que quede a su cuidado debería intentar distraerle con cualquier juguete o actividad. Si, por el contrario, nadie le puede consular y observas que el niño vive un estado de pánico cada vez que tu no estas, deberías consultarlo, una situación de dependencia excesiva no es beneficiosa para el niño.

He observado que muchos padres piensan quo no deben alejarse ni un minuto del lado de su pequeño para no causarle un trauma. Sin embargo, esto no es asi, los padres pueden seguir trabajando o realizando sus actividades normalmente. Debes pensar que la frustración es algo natural, que el niño esta expuesto a ella y que, en su justa medida, le hará crecer. Lo que conviene aplazar en cambio son los viajes sin el; a estas edades no es adecuado dejarle mas de dos noches con otra persona que no conozca bien.

Si ves que tu bebe esta demasiado apegado a ti, que cada vez que intentas hacer algo no te deja, debes jugar a juegos que le ayuden a elaborar perdidas, como el  esconder objetos y que los busque, o incluso a esconderte y llamarle hasta que te encuentre. Veras como poco a poco se ira independizando y comprenderá las ordenes con mas facilidad, especialmente las prohibiciones.

La frustración que pueda sentir el niño es algo natural y, en su justa medida, le hará crecer.

 

Hacia los ochos meses, aproximadamente, veras que tu bebe, que sonreía a todo el mundo a los tres meses, de repente empieza a llorar, o sencillamente a bajar los ojos con timidez cuando algún extraño se le acerca a decide algo o a hacerle alguna gracia. No debes preocuparte, no es que se este volviendo antisociable, lo que sucede es que ya es consciente de la diferencia entre la persona que le cuida y un extraño.

Dr. Pedro Barreda

Fuente: A Trivino Tu bebe

Buscador
Colaboradores
pedro-barreda
Twitter